5 tips para separar residuos en casa

New Project-6

En épocas de fiesta y celebración, es fácil perder un poco el piso y generar más residuos de lo normal. La solución no es angustiarse, sino aprender a desechar correctamente la basura. En el siguiente artículo te lo explicamos. 

 

#1 La organización será siempre recompensada

 

Conviértete en una Marie Kondo del reciclaje. Puedes montar tu propio mini centro de acopio en lugares muy pequeños como un closet vacío o algún otro rincón de casa. Utiliza cubos de basura separados y para cada material. Aquí los básicos:

 

  • PET
  • HDPE
  • Aluminio
  • Papel 
  • Tetra Pak

 

#2 No todo papel es reciclable 

 

Aunque solemos creer que sí, hay papeles que no se pueden reciclar. Por ejemplo: el papel plastificado, fotográfico, encerado, con grasa o las servilletas y papel higiénico sucio.

 

Sí podemos rescatar el papel adhesivo. Aunque originalmente no se puede reciclar, si separas la parte adhesiva del resto, sí. Los cuadernos a veces también son desechados porque vienen con portadas plastificadas. Si las remueves antes de desecharlas, también podrán ser reciclados.

 

#3 Lava y seca tu material reciclado

 

Nos referimos sobre todo a los empaques de comida y bebidas de PET y Tetra Pak. Muchos centros de reciclado los desechan cuando llegan sucios o con restos de comida porque no tienen manera de lavarlo. Además, si los guardas en casa, traerán un olor desagradable. ¡Lavar y secar es la opción!

 

#4 Algunos residuos orgánicos no van en la composta

 

Hay residuos que, aunque son orgánicos, pueden dañar una composta casera. Estos son los que debemos evitar: 

 

  • Heces humanas y de animales
  • Plantas que muestren síntomas de tener parásitos
  • Papel con mucha tinta de impresión
  • Aceite de cocina

 

#5 Aluminio y vidrio son nuestros amigos

 

Estos dos materiales son altamente reciclables. Como no se desgastan en el proceso de reciclado, éste puede hacerse muchas veces. Si en tu basura hay latas de vidrio y aluminio, enjuágalas y sepáralas. 

 

Asegúrate que las anillas de una lata y las taparroscas también vayan al reciclado con el aluminio y no se pierdan entre la basura.