Hecho en México: Un sello que ayuda al planeta

¿Te has puesto a pensar el significado del sello "Hecho en México"? Comprar lo hecho en nuestro país tiene más razones que sabernos muy mexicanos. Al hacerlo crece la economía local, reduces la contaminación de diferentes maneras e impulsas el comercio justo.

 

¿Por qué es bueno para el medio ambiente?

La huella de carbono es una medición del impacto ambiental de todo lo que producimos y consumimos, específicamente, de la cantidad de gases invernadero. Los productos que se importan de lugares remotos producen una huella de carbono más alta por el transporte que se requiere para que lleguen a destino. En síntesis, mientras más cercano sea el origen de lo que consumes, menor es el impacto medioambiental.

 

Aunado al transporte, cuando consumes lo local también se desperdicia menos basura de embalaje. Los productos que viajan largas distancias requieren de más materiales que aseguren su llegada en buen estado. Generalmente, se incluyen empaques plásticos, de cartón y madera.

 

 

via GIPHY

 

¿Qué es la trazabilidad?

Cuando consumimos productos locales es mucho más fácil saber de dónde viene la materia prima y cómo fue su producción, tratamiento, empaque y distribución. A este conjunto de mediciones se le llama trazabilidad.

La trazabilidad es muchas veces usada para temas logísticos de una empresa, pero cada vez más consumidores conscientes se familiarizan con la trazabilidad de lo que consumen para reducir su impacto ambiental.

 

 

via GIPHY

 

¿Qué beneficios tiene para la región?

Otra de las ventajas más inmediatas que genera la producción local es el impulso de la economía interna. Entre los beneficios están: la creación de empleos en dicha localidad y el impulso de una distribución de riquezas en el país. Al reducir el número de intermediarios y el costo de logística, el valor del producto real llega de manera más directa a quienes lo producen.

 

 

via GIPHY