5 errores comunes sobre los productos compostables

Los productos compostables son aquellos que se deshacen junto con la materia orgánica en un tiempo determinado. Son una gran opción para librarnos de desechos plásticos que no tienen fin y contaminan al planeta. Sin embargo, entre tantos términos y especificaciones, lo compostable puede crear muchas confusiones. En este post reunimos las 5 equivocaciones más comunes para corregirlas. 

 

Compostable y biodegradable son sinónimos, ¿no?

¡Muy falso! 

Ambos términos se refieren a materiales que se descomponen por la acción de microorganismos como bacterias y hongos que se encuentran en la naturaleza. 

 

La diferencia está en que los productos compostables se descomponen a la misma velocidad que la materia orgánica, pero sin dejar residuos tóxicos. En cambio, los biodegradables tardan más tiempo en descomponerse y, por ende, no sirven para producir compost orgánico. 

 

No lo olvides: todos los materiales compostables son biodegradables, pero no todos los biodegradables son compostables.

 

Si es compostable, lo entierro en mi jardín y se deshace

 

Lo sentimos, pero no.

Un producto compostable requiere condiciones de temperatura y humedad específicas para biodegradarse. Algunos sí pueden compostarse en casa, como los hechos con semilla de aguacate y bambú

 

¡Pero ojo! No todos los productos compostables se deshacen en una composta casera, ya que existen aquellos que necesitan condiciones que sólo se obtienen en compostas industriales. Si tienes artículos de este tipo, llévalos a centros de compostaje municipales o industriales.

 

 

Se descompone en agua o bajo el sol

 

Al igual que enterrarlo en tu jardín, un producto compostable puede tardar años en reintegrarse a la naturaleza si lo dejas solamente al sol o en agua. Existen productos que sí están hechos para disolverse en agua, algunos de origen orgánico como el almidón, pero también pueden ser sintéticos. Lo más probable es que estos productos indiquen en su etiqueta que se disuelven al agua, así que si no dicen esto, ¡mejor no lo intentes!

 

Todos se biodegradan en el mismo tiempo

 

Sí, pero no.

Como ya establecimos, los compostables son productos que se descomponen en un periodo de tiempo similar a la materia orgánica compostable, por lo que todos se biodegradarán en un mismo rango de tiempo, aunque algunos tardarán más que otros. 

 

Esto es normal con cualquier desecho, pues cada uno tiene propiedades diferentes. Por ejemplo, las cáscaras de los cítricos como limón y naranja tardan mucho en descomponerse, mientras que las ramas y hojas lo hacen de manera muy rápida.

 

Proviene de fuentes renovables

 

Lamentablemente, no. 

Lo ideal sería que fuera así, ya que la producción de un artículo puede llegar a ser tan contaminante como sus desechos. Muchos de los productos compostables sí provienen de fuentes renovables, como aquellos hechos a base de maíz, almidón de papa o la caña de azúcar.  

 

Sin embargo, es importante saber que algunos productos poseen polímeros sintéticos que pueden clasificarse como compostables y que provienen de fuentes no renovables (con materiales fósiles). Esto dependerá de las regulaciones o la falta de las mismas de tu localidad o país.

 

¿Todavía tienes dudas? Déjanos un comentario en este post y te ayudamos a resolverlas.